Saltar al contenido
Portada » ¡Otra anomalía solar! ¿Es nuestro Sol parte de la carretera cósmica?

¡Otra anomalía solar! ¿Es nuestro Sol parte de la carretera cósmica?

A medida que se reanudó la actividad del sol, extrañas anomalías cerca de nuestra estrella del día comenzaron a notarse nuevamente. Durante mucho tiempo ha habido sugerencias de que el motivo de su aparición son las visitas de extraterrestres que usan el Sol como un túnel para viajes interestelares o como fuente de energía.

El satélite EIT 304 de la NASA capturó bolas de fuego gigantes que aparecieron muy cerca del Sol el 31 de octubre. El satélite filmó el momento en que uno de los supuestos vehículos OVNI disparó hacia el Sol usando algo así como un arma láser. Durante mucho tiempo ha habido rumores y teorías de que las naves espaciales extraterrestres utilizaron nuestro sol para sus propios fines. Sin embargo, ¿tienen alguna cobertura real?

¿Vehículos OVNI disparando hacia el Sol usando algo así como un arma láser?

Los defensores de la teoría del origen extraterrestre de estos supuestos objetos argumentan que se puede suponer que nuestra estrella está siendo utilizada por alguna civilización alienígena avanzada como portal para viajes interestelares, o como estación de servicio para su nave espacial. Hay bastantes personas que creen que todas las estrellas son una especie de «puerta estelar». En su opinión, uno puede volar a esa estrella y volar a otra parte. Según esta hipótesis, el Sol forma parte de una gran red de transporte que es utilizada por civilizaciones con un nivel de conocimiento suficientemente alto.

Toda esta red de transporte estelar estaría compuesta por estrellas, agujeros negros y agujeros negros supermasivos en los centros de las galaxias que actúan como centros. Según esta hipótesis, las erupciones solares y las manchas solares son rastros de viajes espaciales, a veces del tamaño de planetas. La humanidad, aunque tiene frente a sus ojos esta «carretera cósmica», aún no se ha percatado de que la actividad solar está correlacionada con la aparición de estas anomalías.

Teniendo en cuenta la escala de lo que vemos en las grabaciones del Sol y la falta de un punto de referencia para las observaciones realizadas, esto crea a menudo situaciones que son difíciles de explicar. En muchos casos, los objetos que se ven en las tomas de los satélites solares muestran anomalías tan enormes que, si se consideraran naves espaciales, muchos de ellos serían comparables en tamaño a los planetas más grandes del sistema solar o incluso a estrellas enanas, lo cual es bastante difícil de aceptar. La explicación de este rompecabezas presentada por los escépticos tampoco es particularmente alentadora y se reduce a reconocer todas las anomalías como un error de procesamiento posterior. Probablemente nunca lleguemos a un consenso con el que todos estén satisfechos.

Te podría interesar: Los Terraplanistas explican por qué no nos caemos del borde de la Tierra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *