Saltar al contenido
Portada » Descubren en Jerusalén artefactos extraterrestres del Antiguo Egipto

Descubren en Jerusalén artefactos extraterrestres del Antiguo Egipto

Los entusiastas de los extraterrestres quedaron fascinados con los informes de artefactos del antiguo Egipto que se descubrieron en la casa del famoso egiptólogo Sir William Petrie. Se cree que los artefactos son la prueba definitiva del contacto extraterrestre y se dice que reescriben no solo la historia del Antiguo Egipto, sino también la historia de todo el planeta. Como muchos otros «objetos controvertidos», estos misteriosos artefactos también se mantuvieron en secreto.

¿Artefactos extraterrestres en el Antiguo Egipto?

Un video de YouTube publicado por Paranormal Crucible pretende mostrar supuestos artefactos y esculturas del antiguo Egipto que se encontraron en la meseta de Giza. Según los informes, estos artículos fueron sustraídos de la casa de Petrie en Jerusalén por «funcionarios pertenecientes al Museo Arqueológico Rockefeller » después de que se hiciera el descubrimiento, informa el popular portal de ovnis UFO Sightings Daily.

Los informes de los supuestos artefactos capturaron Internet como era de esperar.

Según Intellihub News, los supuestos artefactos «de otro mundo» fueron descubiertos en una habitación secreta en la casa de Sir William Petrie.

Según los investigadores de ovnis, entre los artefactos había algunos que contenían símbolos de «otro mundo».

Es triste que el renombrado egiptólogo haya encontrado la prueba definitiva de vida extraterrestre antes de morir en 1942, pero en lugar de compartir el descubrimiento, por alguna razón decidió esconder los artefactos en su casa.

Ahora, según los informes, estos artículos han sido tomados por el Museo Rockefeller y, como muchos otros descubrimientos que contradicen la historia principal, estos también podrían estar ocultos a la sociedad.

Curiosamente, el Inquisitr decidió investigar más y pudo confirmar que el prestigioso Museo Petri de Arqueología Egipcia tiene en su poder una grandiosa colección de artículos egipcios y sudaneses antiguos que incluyen » primicias » del antiguo Egipto , como el «lino más antiguo» y “vestido más antiguo” del antiguo Egipto (5.000 a. C.).

Te podría interesar: Tecnología del Antiguo Egipto: ¿Una hélice que tiene miles de años?

El Museo Petri también muestra algunos de los primeros ejemplos de metalurgia en el Antiguo Egipto.

Sin embargo, como indica el Inquisitr , NO pudieron confirmar que el museo haya exhibido ‘Artefactos extraterrestres’ descubiertos en Egipto, ni recuperados de una habitación secreta en la residencia de Petrie en Jerusalén.

Pero esto puede deberse a que estos artículos contradicen la historia y las creencias principales, dicen los investigadores de ovnis que creen en la historia. Como muchas otras cosas que van en contra de las creencias de los principales académicos, estos artefactos también han sido apartados de la sociedad.

Como siempre, las historias sensacionalistas requieren evidencia sensacionalista.

Según el editor de Intellihub News, los artefactos del Antiguo Egipto encontrados en la residencia de Petrie en Jerusalén vinculan directamente a la antigua civilización egipcia con una civilización avanzada, no de la Tierra.

Entre los artefactos, ahora en posesión del museo Rockefeller, se encuentran dos supuestos cuerpos momificados de aproximadamente cuatro pies de altura. Algunos incluso han especulado que estos cuerpos momificados podrían ser los restos de visitantes ‘alienígenas’.

Según informes de Intellihub News, las características físicas de los supuestos cuerpos momificados indican su posible naturaleza extraterrestre. Según el editor del sitio web, los esqueletos anómalos tienen «cabezas alargadas estereotipadas de alienígenas, grandes cuencas oculares y largos brazos en espiral».

Pero como si los cuerpos momificados no fueran suficientes, se dice que entre los artefactos se encontraban dispositivos mecánicos “muy avanzados” y un objeto esférico dorado con extrañas escrituras.

El editor de Intellihub News indica que los dispositivos de alta tecnología tienen «un mecanismo intrincado que está rodeado por un tubo en espiral de oro que tiene varios pequeños orbes dorados y cruces adheridos».
¿Es posible que los supuestos artefactos sean parte de ‘dispositivos de navegación interestelar’?

Intellihub News apunta hacia Abydos y el templo construido por Seti I y su hijo Ramsés II, donde podemos observar las llamadas máquinas voladoras de Abydos.

Allí, podemos ‘detectar’ lo que parecen ser representaciones de vehículos modernos como helicópteros, submarinos y aviones.

El único problema es que se cree que estas inscripciones tienen miles de años.

Los científicos creen que estos no son aviones sino el resultado de un fenómeno psicológico llamado pareidolia.

Sin embargo, hay más misterios cuando se trata del Antiguo Egipto y los extraterrestres.

Pero, ¿es solo porque nos encantaría encontrar una conexión entre una de las civilizaciones más grandes que habitan la Tierra y los visitantes extraterrestres?

Bueno, es una posibilidad, pero hay detalles más interesantes que vale la pena mirar.

Un texto del Antiguo Egipto llamado Tulli Papyrus menciona una historia fascinante durante el reinado de Thutmosis III cuando ocurrió un supuesto avistamiento masivo de ovnis en el antiguo Egipto.

El texto antiguo dice (traducido):

“En el año 22, del tercer mes de invierno, hora sexta del día […] entre los escribas de la Casa de la Vida se halló que  venía en el cielo un extraño Disco Ardiente . No tenía cabeza. El aliento de su boca emitía un olor fétido.

 Su cuerpo era de una vara de largo y una vara de ancho. No tenía voz. Llegó hacia la casa de Su Majestad. Su corazón se confundió por ello, y cayeron sobre sus vientres. Ellos [fueron] al rey, para informarlo. Su Majestad [mandó que] se consultaran los rollos [ubicados] en la Casa de la Vida. Su Majestad meditó sobre todos estos eventos que ahora estaban sucediendo.

Después de que pasaron varios días, se volvieron más numerosos en el cielo que nunca. Brillaban en el cielo más que el brillo del sol, y se extendían hasta los límites de los cuatro soportes del cielo […] Poderosa era la posición de los  Discos Ardientes .

El ejército del Rey miraba, con Su Majestad en medio de ellos. Fue después de la cena cuando los Discos ascendieron aún más alto en el cielo hacia el sur. Peces y otros volátiles llovieron del cielo: una maravilla nunca antes vista desde la fundación del país. Y Su Majestad hizo traer incienso para apaciguar el corazón de Amón-Re, el dios de las Dos Tierras. Y se [ordenó] que el evento [sea registrado para] Su Majestad en los Anales de la Casa de la Vida [para ser recordado] para siempre”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *